'Aquí no es Europa'... ¿Y luego?

Una propuesta para ‘regenerar’ la Calzada Madero de Monterrey genera malestar. A decir de la crítica, la reducción de carriles para automóviles y la ampliación de banquetas para peatones sólo se puede disfrutar en un contexto europeo.

38361386484_8e1cbd3d32_o.jpg

Hace unas semanas alumnos de arquitectura del Tec de Monterrey expusieron al público el proyecto “Regenerando Calzada Madero”, como parte de su entrega final de la Cátedra Blanca (un taller de diseño arquitectónico avanzado establecido desde 2003). El proyecto consistió en la regeneración de varias cuadras de Calzada Madero, en el centro de Monterrey, alrededor del Arco de la Independencia. Los alumnos desarrollaron (en maqueta y video) una serie de edificios de usos mixtos que flanqueaban a una calzada remodelada, con banquetas más amplias y arborizadas, un tranvía y, naturalmente, menos carriles para los automóviles.

El portal de ABC Noticias dedicó una escueta nota al respecto, pero lo que generó mayor “debate” fue el video que publicaron en su página de Facebook (55 mil views al momento). A pesar de mis mayores esfuerzos, no me pude resistir y llegué a ese oscuro lugar que conocemos como la sección de comentarios.

 
 

La mayoría se inclinaban por el completo rechazo a la propuesta. ¿Cómo es posible que estos ignorantes, adinerados e insensibles alumnos del Tec se atrevan a proponer menos carriles para automóviles? Pero más allá de los estereotipos y prejuicios, la crítica que más me llamó la atención concluía con un lapidario «Aquí no es Europa».

¿Qué es lo que realmente queremos decir con eso de aquí no es Europa? No es la primera vez que me topo con esta frase, tampoco será la última vez que una propuesta de reducción de carriles de automóvil genere tanto rechazo en Monterrey. ¿Acaso queremos decir que lo que está en Europa no lo merecemos? ¿Que el diseño de calles para las personas no aplica en el escenario regiomontano?

Abre tus brazos fuertes, a la vida
No dejes nada a la deriva
Del cielo nada te caerá
Trata de ser feliz con lo que tienes
Vive la vida intensamente
Luchando lo conseguirás
— Napoleón

¿Debemos, como dice Napoleón, conformarnos con lo que ya tenemos? O quizá la frase se refiera a la cultura... es que aquí la gente es sucia, poco educada, tonta y nada más no aprende. No podemos tener cosas bonitas porque estamos rodeados de trogloditas incapaces de poner la basura en su lugar.

La cultura no es algo inmutable, todo lo contrario. ¿Por qué dudar de nuestra capacidad de aprender y de mejorar?

Otro argumento que se repite mucho en estos casos es el de la condición climatológica. Es decir, en Europa la gente sí tiene banquetas amplias y un transporte público de calidad porque allá no hace tanto calor, tienen un clima agradable para caminar… ajá, ¿y las heladas? Allá puede llegar a hacer bastante frío por mucho tiempo y esas condiciones tampoco son nada agradables, pero eso no los ha detenido —cada vez es más frecuente encontrar noticias sobre alguna ciudad europea que decide “sacar” a los autos de sus centros urbanos.

La idea detrás del proyecto presentado por los alumnos de la Cátedra Blanca parece más un acto de recuperación que de regeneración: recuperar una calle histórica que antes era más “caminable”, con camellones amplios y árboles grandes. Hoy es casi imposible caminar en Madero porque le cedimos el poder al automóvil, y se lo hemos cedido por tanto tiempo que ya nos parece inviable recuperarlo¹.

Alguna vez existió un Monterrey sin plaga de automóviles y sin aire acondicionado y muy probablemente aquellos fueron sus mejores años.

Independientemente de la intención del comentario aquí no es Europa, el argumento nos lleva inevitablemente al conformismo. ¿Para qué intentar lo que sea si aquí no se puede? ¿Para qué soñar si no somos capaces de realizarlo, mucho menos de mantenerlo?

Y pues, sí, aquí nunca va a ser Europa. ¿Y luego? Aquí es Monterrey, y la idea es hacer todo lo posible por tener una mejor ciudad. Una ciudad que toma las mejores ideas de otros y las adapta, una ciudad que no la define lo que no es sino lo que puede ser.

Nota: Una versión de esta artículo se publicó originalmente en Vertebrales.


¹ Qué curioso que al buscar imágenes de Calzada Madero en internet, la gran mayoría sean de nostalgia. Como si Monterrey extrañara aquella estampa del camellón arbolado y las banquetas amplias, como si nos diera pena ver en fotografía el caos y el atasque vehicular que vemos hoy.