Texto

01.may.2020

Un año fuera de contexto

Perfilamos a @MtyOutOfContext, la cuenta de Twitter que se ha encargado en el último año de “descontextualizar” lo regiomontano.

POR Luis Mendoza Ovando / Lectura de 18 min.

Perfilamos a @MtyOutOfContext, la cuenta de Twitter que se ha encargado en el último año de “descontextualizar” lo regiomontano.

Lectura de 18 min.

Entrevista y Texto: por Luis Mendoza Ovando
Comentarios al Margen: Zertuche

⁓ Comentario ⁓
Para entender la “etimología” y génesis de las cuentas fuera de contexto, hay que recurrir a Know Your Meme. Según la ficha de información sobre este meme, su historia puede rastrearse a 2013 con un Tumblr que descontextualizaba a la ciencia. También describe de manera general que son «páginas de redes sociales, blogs y cuentas dedicadas a postear citas y capturas de pantalla de piezas de medios populares sin los clips necesarios para ayudar a que la cita tenga sentido, lo que resulta en una frase o momento que el lector puede interpretar en formas no previstas por los medios de comunicación».

Sin embargo, han surgido cuentas fuera de contexto de todo tipo de cosas, no nada más de series o piezas de “medios populares”. Particularmente en México se han creado cuentas sobre ciudades, una manera astuta de reírnos y a la vez de reconocernos en la frase sólo en (nombre de ciudad) pasa esto. No sorprende que una de las más populares sea una dedicada a Monterrey; tampoco sorprende que con “Monterrey” la cuenta encapsule todo lo relacionado a lo regiomontano más allá de los límites de la capital neolonesa, una convención un tanto arbitraria pero real a pesar de las diferencias abismales entre municipios céntricos y periféricos.

En Contextual nos pareció (im)pertinente perfilar a una cuenta que, contrario a lo que el nombre de esta publicación pretende, descontextualiza a Monterrey pero que al mismo tiempo genera conversaciones (que no necesariamente replies o threads) que van de lo trivial a la introspección profunda. Luis platicó con @MtyOutOfContext y a lo largo de la entrevista aparecerán estos apuntes como una suerte de comentario al margen...
⁓ Comentario ⁓

«Se me hace bien importante que se entienda, a través de esta pieza, que yo amo Monterrey y que lo quiero mucho y que yo sé que tiene un chingo de cosas bien raras, pero mucha gente sólo las utiliza para atacar a la ciudad», me dice para abrir la entrevista, a forma de aclaración que suena a disculpa por adelantado, la cuenta de @MtyOutOfContext. El primer perfil virtual en Contextual.

La cuenta se abrió el 1 de mayo de 2019 en Twitter. A un año de distancia, este espacio descontextualizado tiene más de 46 mil seguidores y sólo sigue a una cuenta más: la de Roberto Hernández Vázquez (✝), “Don Rober”, el mítico comentarista deportivo, amante de los Tigres y la polémica.

«Dentro de Twitter no tengo personalidad, ni tengo opinión. Son las imágenes (las que hablan), yo no escribo ni doy mi punto de vista», me explica sobre la dinámica que genera su cuenta, otra vez en un tono extra-cuidadoso.

En @MtyOutOfContext se publica cada día una imagen que puede ser una foto o una captura de video. En palabras del propio arroba, se trata de colocar imágenes que “saquen de onda” a la persona que es ajena a la dinámica regiomontana; para quien sí forma parte de ella, la reacción natural que busca es la de un “sí ahuevo, eso pasa”.

Lo curioso es que aunque no interactúa y no contesta a sus seguidores, sí detona un diálogo entre ellos. Comúnmente sus seguidores reaccionan en dos direcciones: algunos describen y contextualizan lo que se ve —y a veces lo que no— en la imagen, otros se preguntan qué chingados es lo que se ve. De alguna forma se refuerza —¿o se reclama?— el sentido de pertenencia.

«Es una prueba de Rorschach», añade a su descripción y pienso que es una muy buena analogía. La hamburguesa gigante, el Pato Zambrano reclamando una hebilla o “El David” pintado con un uniforme de Tigres son esas manchas en las que la tuitósfera termina por reforzar sus filias y fobias; también revelan, en su forma de propagar el tuit, su relación con la ciudad.

⁓ Comentario ⁓
Las imágenes de @MtyOutOfContext no sólo juegan con la nostalgia de un pasado que es motivo de añoranza o hasta de vergüenza para una o varias generaciones de regiomontanos pre-Internet, también son recordatorios instantáneos de todo aquello curioso, inverosímil e identitario del Monterrey de hace unas horas. La fotografía de la hamburguesa gigante sobre Gómez Morín entonces adquiere un significado más hondo que el de un simple local diseñado, efectivamente, en forma de hamburguesa; el recuerdo de aquella cosa rara sobre la avenida trae momentáneamente de vuelta a una parte de nosotros y nos saca una sonricilla cómplice. Claro, si no eres regio y nunca habías visto semejante adefesio comercial seguro tu reacción se asemeja más al ¿qué chingados es eso?

Más recientemente, los videos de los osos que se aparecen en las carnes asadas además de documentar los modismos y regionalismos del golpeado tonito regiomontano, también descubren una capa del urbanismo desenfrenado que atiende, en este caso, a hogares de un nivel socioeconómico alto que pueden darse el lujo de comerse partes de cerros.
⁓ Comentario ⁓

Aunque dice que eso de responder ¿qué es Monterrey? es un poco como esa pregunta nefasta —lo de nefasta lo digo yo— de ¿quién (“verdaderamente”) eres tú?, parece sentirse más cómodo para hablar de lo que hay detrás de la cuenta ahora que se agarra de las metáforas psicológicas.

Para @MtyOutOfContext hay tres categorías donde se puede meter lo que se contiene en Monterrey: urbs, civitas y polis. Ante mi reacción entre molesta y perdida por la irrupción del latín en nuestra conversación —personalmente me parece una mamonería, aunque entiendo que si el concepto ya existe pues es más práctico—, me dice que es un poco como esto del signo solar, lunar y ascendente en el zodiaco y entonces le perdono todo por esta reconciliación pop.

«Se tratan de distintos componentes de nuestro ser», agrega.

El urbs se refiere a la parte física de la ciudad. «Es un lugar con cerros donde el sur es súper arbolado y bonito, con chingos de vegetación, con osos, con fauna y con flora y el norte de la ciudad, en cambio, es árido y desértico», y estos muchos ecosistemas de la ciudad adelantan la existencia de muchos Monterrey(es).

Arquitectónicamente, ve el resultado de la industrialización y la cultura norteamericana. «Esta ciudad se diseñó para el estilo de vida de tener tu carro e ir a tu trabajo y no hay un espacio público vivible porque el espacio público está reservado a cierto grupo social, es decir, nadie aspira a usar el espacio público», explica.

Después se interrumpe, «bueno salvo el mall. El mall es un espacio público. El espacio público por antonomasia de Monterrey es la Plaza Morelos y es un strip comercial».

⁓ Comentario ⁓
El mall como santuario del consumismo pero también como refugio con aire acondicionado es una expresión de colectividad ‌a lo regio que el chilangocentrismo podría batallar en entender. Si bien la mención de la Plaza Morelos se sale del estereotipo chic de mall agringado, Monterrey siempre encuentra la manera de darle un toque ‌high-end: para muestra, Punto Valle (The Town Center) y Pueblo Serena. Podríamos entrar en discusión de si el barco anclado entre Gómez Morín y Margain nada tiene qué hacer frente al premiado diseño sobre la Carretera Nacional, pero en esencia estamos frente a dos de los más recientes esfuerzos por innovar en la construcción de las ya de por sí atascadas áreas comerciales de la ciudad.

Me parece que detrás de las imágenes de la urbs que propone @MtyOutOfContext se esconden muchas de las claves para decodificar a uno de los epicentros del boom inmobiliario nacional (bueno, previo a la pandemia). Como cosa extrañísima, cierto sector regiomontano se siente muy orgulloso del skyline que dibujan los nuevos edificios altos en algunas partes de la ciudad. El material visual que bajan los drones se postea como prueba de que aquí no hay rastro de ningún rancho, al contrario, aquí la lana se edifica.
⁓ Comentario ⁓

Después, ya tomando confianza, esta cuenta me dice que tiene un amigo que una vez le dijo: “si no he comprado, ¿cómo sé que descansé?”.

«Vivir, trabajar, casarte, comprar tu carro, comprar tu casa, ir al mall y tener carnes asadas», esa es la visión hegemónica que ve en Monterrey o es lo que la ciudad, por su apariencia física, pareciera esperar de sus ciudadanos, según explica esta cuenta de Twitter.

«Creo que en general sigue siendo la misma aspiración desde 1950 y eso está bien y tengo amigos (que van) en ese camino y está con madre, les va bien, pero también hay dentro de mí otras aspiraciones para las que no hay espacio», y añade que en ello se configura la parte del civitas.

«Lo cívico es aspirar a este estilo de vida: es chambear, sacar el jale y pues cada quien tiene sus escapes. Hay gente que le gusta el fútbol, que es lo más clásico, y... ¿qué más nos gusta?», me dice y se empieza a reír. Después, como producto de una hipercorrección cibernética, introduce una anécdota.

«Hay una estación de radio que 24/7 son peleas de Tigres contra Rayados. No sé cómo le hacen o cómo pierden el tiempo en la estación y llevan 40 años haciendo sólo eso». La estación de la que habla es RG 690, La Deportiva. Quizás el espacio que aprovecha de mejor manera la necesidad regiomontana que se traduce en, más que tener razón, quedarse con la última palabra.

«Hablan de todo menos de deportes. Es acerca de la rivalidad de los Tigres y los Rayados y no de formaciones, técnica o los jugadores. Es del chisme: este wey está peleado, este árbitro hizo trampa, los de Torreón nos la pelan», explica con mucha calma y después agrega: «La verdad es muy interesante porque aunque la gente es muy opinionada, no sé si esa opinión siempre dice algo y en ese sentido es muy parecido al Internet porque es buscar sentirse mejor mediante hacer sentir mal a alguien más. Es horrible, pero así es», remata.

¿Quién puede saber más de lo cansado que es usar Twitter que una cuenta de Twitter?

«Me metí al Internet porque también consumo basura. Tiro mucha mierda, pero la consumo y a veces me quiero sentir superior, pero la neta también me atrapa la basura. Tengo esta basura dentro de mí y prefiero sacarla, supongo», comenta ya en tono de cotorreo.

«Y algo muy sano es que no interactúo, no hay una “comunidad” y no tengo una opinión de nada», añade e insiste en el tema de la opinión. Y sí, en efecto no hay un patrón identificable en las fotografías, pero no podemos obviar que existe una curaduría de las fotografías y por tanto una opinión.

⁓ Comentario ⁓
La curaduría de imágenes es, por sí misma, un ejercicio de subjetividad, una opinión que carece de texto pero que está cargado de subtexto. Y eso es en esencia @MtyOutOfContext, un subtexto de la ciudad. Porque, además, la manera en que otros usuarios repostean y se apropian de esa curaduría, nos dan más pistas para conocer a Monterrey, o por lo menos para saber cómo nos vemos y cómo nos ven.
⁓ Comentario ⁓

Después le pregunto sobre el polis, que qué era eso. Me dice que tiene que ver con la política y cómo se ha vuelto cada vez más delirante en Monterrey. La boda clandestina, el embarazo con fotografía y playera oficial y la promoción de una supuesta empresa fantasma sólo pasaron durante estos días de encierro y sólo son acciones del senador Samuel García y su esposa Mariana Rodríguez. Es apenas una parte del panorama político completo.

«Toma por ejemplo a Adalberto Madero», comenta para ilustrar su punto. «Ya existía Maderito antes del Internet, pero hay un Adalberto antes del Internet y después del Internet. Pasó de ser el niño bueno que ayudaba a los viejitos a ser este wey que se disfraza de Batman y grita en las calles porque eso funciona en las redes sociales».

⁓ Comentario ⁓
La fauna política neolonesa da para crear una cuenta fuera de contexto exclusiva de sus “hazañas”. Monterrey conjuga conservadurismo, populismo y actitudes libertarias con un cash flow abundante que alcanza para empaquetarse y publicitarse. El delirio político se da dentro y fuera de la institucionalidad: el Congreso de Nuevo León tiene su contraparte (no muy lejano, por cierto) en el Congreso Nacional Ciudadano que encabeza Gilberto Lozano. La farándula y los ‌influencers se mimetizan en el ambiente político y luego nos tratan de recetar la fórmula novelesca del Senatore. La ‌polis delirante es parte de la puesta en escena que llamamos Monterrey y si aparece en @MyOutOfContext es porque de plano ya andamos mezclando la risa con el llanto.
⁓ Comentario ⁓

Este delirio del que es presa Adalberto Madero y los políticos en Monterrey se ve fuertemente influenciado por Multimedios.

«Creo que la televisión es una respuesta. Si tu vida normal es simple, el escape se da en lo estrafalario», explica y ahí nos da indicio de cómo convive la austeridad del trabajo constante con la locura estética de Multimedios.

«Vas a cualquier tiendita y siempre va a estar Multimedios en el fondo, es el contexto más mundano, rutinario y simple, pero de alguna manera inyecta energía en el espacio y es una vibración necesaria. La gente siempre está chambeando y siento que llegar a casa y apagarte y que dejes que la televisión haga el trabajo por ti se me hace natural», explica y le replico si no le parece una visión un tanto triste.

«No lo sé porque no es exactamente una represión. Hay una conexión directa con lo que está en la pantalla. Hay una razón por la que Multimedios es más visto que la competencia y tiene que ver con que las personas ahí hablan como ellos y piensan como ellos. Esa falta de opciones y de reconocerse en otros medios, hace que Multimedios sea popular».

«Por otro lado, cuando ganó El Bronco también fue como ¡chingue su madre Multimedios! y eso revela que no es una sociedad pasiva. Es una cosa de momentos y de reacciones hacia cosas. Se asociaba a Multimedios con el gobierno de Medina y hubo un punto donde Multimedios era el status quo y la aparición del Bronco y el surgimiento de Facebook, como medio alternativo a la televisión, fue muy importante».

Le pregunto si en ese reconocerse no es preocupante que se normalicen prácticas misóginas o clasistas en la televisión popular y que en ese sentido refuerzan una forma de pensar generalizada en la sociedad.

«Es interesante porque si la gente rechazara esos vicios, dejaría de ver la tele y le cambiaría de canal y eso no ha pasado», responde de botepronto. «Creo, por otra parte, que la gente tiene memorias escondidas de repente. Hemos tenido grandes eventos y sucesos que pasan al olvido y no hay una reflexión, las cosas pasan y ya. No hay regresos, siempre se está yendo hacia adelante. Oye hace 20 años pasó esto, ¿qué significó?», cuenta.

«Por eso es importante ver ciertas cosas a las que estuvimos expuestos, porque hablan de lo que no hemos cambiado y vale la pena cambiar. Hay gestos, cosas clasistas, racistas, dentro de nuestra cultura y que están normalizadas y que vale la pena exponer», complementa y deja entrever que el problema no es en sí la televisión, sino que no hay una distancia crítica frente a ella. Se le ha dado el poder de erosionar a cambio de obtener familiaridad en los medios masivos.

Le hago esta observación y hace una pausa.

«No sé si hay conciencia de lo que se ve. Creo que hay gente que lo sabe y le vale y hay otra gente que no se da cuenta. Yo no veo la tele, ¿quién ve la tele? Y eso habla mal de mí porque vivo en una burbuja y estoy aislado de la realidad de esta ciudad», rebate en tono más serio y le confieso que yo tampoco veo ya casi la televisión. Vivimos más cercanos al Internet.

Dicho esto, nuevamente comienza a moverse a otros lugares a toda velocidad. «Monterrey responde a las situaciones de maneras bien raras. Una crisis global como el coronavirus logra regionalizarse en la imagen de la botarga del tigre de Los Tigres con un tapabocas barriendo», explica y se ríe.

⁓ Comentario ⁓
@MtyOutOfContext es un recordatorio, innecesario quizá, de lo que hace a Monterrey ser Monterrey. Aparece de vez en cuando en el feed con una imagen o un video que despierta la sonrisa, la mueca o la extrañeza en el espectador. Es un servicio que nadie pidió pero que ahí está, esperando a ser alimentado por las ocurrencias que sólo en Nuevo León se pueden dar. Mientras exista urbs, civitas y polis con ese twist regiomontano y se capture en imágenes, seguramente seguirá existindo @MtyOutOfContext y sus spin-offs.

En tiempos de pandemia y de confinamiento, tanto el voluntario como el obligatorio, el material audiovisual que se acumule de la tragicomedia regiomontana seguirá detonando conversaciones efímeras en Twitter, una burbuja de distanciamiento social pre y post pandemia que imita, sin querer queriendo, las mismas prácticas mediáticas de las que tanto nos burlamos: cada vez que nos reconocemos en los posts de esta cuenta, la María Julia que todos llevamos dentro comienza con un característico “oiga, …” seguido de un apunte que legitima, contradice o se pregunta qué chingados es esto. Pues esto es Monterrey y aquí nos tocó —o, en el caso de varios, decidimos— vivir.
⁓ Comentario ⁓

Para finalizar, le pregunto cuánto tiempo más quiere seguir existiendo y qué es lo más cansado de ser y hacer @MtyOutOfContext.

«Ya no sé cuánto tiempo más quiero hacer esto», responde con honestidad y una carcajada.

«Cumpliendo un año voy a darme un break aunque creo que no voy a poder porque ¡van a salir cosas! Y me va a ganar la urgencia. Tener algo bueno todos los días es lo cansado. Curar todo lo que te mandan. Tratar de ser cuidadosos y que haya algo chido todos los días y a veces no lo logro, no todos los días hay algo chido. A veces me lo tomo más en serio de lo que debería, al lo mejor es ahí cuando me cansa».

Un año fuera de contexto

Escrito Por

Luis Mendoza Ovando

Fecha

01.may.20

Contextual MX es un espacio de reflexión que analiza, cuestiona y confronta a quienes concentran el poder político, económico y mediático. Desde Monterrey y de manera independiente, nos sumamos a la descentralización de la discusión pública con una perspectiva local, atípica y contextual. Este es nuestro manifiesto.

  • Twitter Icon
  • Instagram Icon
  • Spotify Icon
  • Apple Podcast Icon

Tenemos un Substack en donde compartimos lo que nos inspira y lleva a pensar —o 'trippear'— el mundo que nos rodea. Suscríbete en: contextualmx.substack.com

Dona a Contextual

Los recursos serán destinados a mantener nuestra operación digital libre de anunciantes, la producción del podcast y el pago de colaboraciones invitadas.

Otros Links